miércoles, 31 de octubre de 2007

Frutas y nombres

[Muchos más nombres de frutas aquí]

Tardé muchos años en caer en la cuenta de que las naranjas navel se llaman así porque su parte inferior es parecida a un ombligo (eso es lo que significa 'navel' en inglés). El nombre de las frutas que consumimos no siempre es tan descriptivo. Muchos llevan consigo un pedacito de historia, a veces tan sabroso como un pedacito de la propia fruta.

Por ejemplo, las peras 'Conference', cuyo nombre evoca el premio otorgado a esta variedad en la Conferencia Internacional de la Pera, en 1885. Y no me extraña: son riquísimas.

Tan ricas como las manzanas. ¿De dónde proviene la palabra 'manzana'? Del latín mala mattiana, que significa 'manzanas de Mattius'. El nombre hace referencia a Caius Mattius, un agricultor romano que seguramente fue el primero en producirlas. Al igual que su prima la uva, la manzana es al menos tan antigua como la Biblia, y lleva a sus espaldas un gran cargamento de historia y de leyenda. No sólo Eva sedujo a Adán con una manzana, sino que Guillermo Tell (al menos en las películas) se hizo famoso por acertar con su flecha en una manzana colocada adrede sobre la cabeza de su hijo.

La mitología es pródiga en historias de manzanas. Atalanta prometió que se casaría con el hombre que consiguiera ganarle una carrera, y sólo Hipómenes (con ayuda de Afrodita) fue capaz de triunfar... distrayendo a Atalanta con tres manzanas doradas. En el jardín de las hespérides, Hera tenía un árbol que daba manzanas de oro. Un dragón de cien cabezas, siempre alerta, protegía aquel huerto maravilloso, del que el gran Hércules, pese a todo, consiguió robar una manzana. Era el undécimo de los famosos 'trabajos de Hércules'.


Y Eris, la diosa de la discordia, a quien nadie había invitado, se presentó un día en un banquete al que asistían Atena, Afrodita y Hera, y arrojó sobre la mesa una manzana con una inscripción: "Para la más hermosa". El altercado que ocasionó la posesión de aquella manzana fue el origen nada menos que de la Guerra de Troya.

Además, ¿quién no ha oído hablar de la famosa anécdota de sir Isaac Newton, que supuestamente descubrió la ley de la gravedad viendo caer al suelo una manzana?

Una variedad que me inspira gran ternura es la llamada Granny Smith. Es decir, 'abuelita Smith': la anciana que sembró accidentalmente esa variedad de manzana en el continente australiano.

Hay también dos tipos de ciruela con resonancias exóticas: Corazón de Elefante (Elephant Heart), y El Dorado. Sólo por el nombre, apetece comérselas.

¿Y el chocolate? El chocolate tiene variedades con fuerte sabor americano: Forastero, Criollo, Trinitero (de la isla de Trinidad, no de los padres trinitarios).

Algunas especies vegetales tardaron en ser aceptadas, ya que la población las asociaba a la brujería. El Papa Vicente III estuvo a punto de prohibir el consumo de café, del que le habían hablado como la 'bebida del diablo'. Por suerte, antes de proscribir su consumo... lo probó.

En la clasificación taxonómica, el tomate se denomina Solanum lycopersicum, y no es casual. En latín, lycopersicum significa 'melocotón de lobo', y es que el tomate fue considerado venenoso durante mucho tiempo. Hasta que -cuenta la leyenda-, harto de supercherías, el coronel Robert Gibbon Johnson declaró públicamente un día que, a las doce del mediodía del 26 de septiembre de 1820, se comería una cesta de tomates en una plaza pública de Boston. La multitud acudió en masa al acontecimiento. Pero, para chasco de los más morbosos, el coronel se comió los tomates, se relamió ostensiblemente, y se marchó a su casa por su propio pie.

La leyenda del tomate se debe, sin duda, al parecido de esa planta con la alucinógena belladona. Cuya infusión, por cierto, se aplicaban las damas a los ojos durante la Edad Media para agrandar sus pupilas, y así parecer más hermosas.

En otras palabras: para convertirse en una... 'bella donna'.

Y por si alguien desea más información sobre las frutas y otros vegetales comestibles, he abierto un un blog específicamente dedicado a este tema.

 
Turbo Tagger